fbpx
Seleccionar página

El marketing verde tiene su origen en un contexto específico, la realidad ambiental y social que estamos viviendo es determinante, así como los efectos que la actividad empresarial tiene en su entorno.

Para conocer los objetivos del marketing verde tenemos que entender el contexto dentro del cual surge, seguro que conoces las problemáticas ambientales a las que hoy en día nos enfrentamos como sociedad: Biodiversidad, Agua, Energía y Residuos.

¿Todas te suenan, verdad ? Desde pequeños se nos ha hablado e intentado concienciar sobre cada una de ellas, pero pasar de la teoría a la práctica no nos resulta tan fácil a veces.

Marketing verde y medio ambiente

Ahora, vamos a refrescar la memoria y adentrarnos en cada de las problemáticas mencionadas para poder interiorizar mejor el contexto y objetivos del marketing verde:

La problemática de la biodiversidad.

Especies de flora y fauna, o ecosistemas amenazados. árboles, plantas, bosques enteros, animales..
Nosotros, como personas y como empresas somos culpables de su pérdida o destrucción, y no tenemos en cuenta que el equilibrio de los ecosistemas es crucial para que tengamos salud y calidad de vida, o para que las empresas puedan permanecer en el tiempo.

Los ecosistemas nos ofrecen servicios tan imprescindibles como agua, alimentos, materiales de construcción, medicinas..

¿De qué manera estamos amenazandolos? Algunas causas más directas podrían ser la pérdida de ecosistemas, el tráfico de especies en vías de extinción, las pruebas de productos en animales,la contaminación, el cambio climático o la pseudo explotación.

“Hasta 13 millones de muertes humanas al año podrían evitarse si el medio ambiente fuera más saludable. Aunque se calcula que solo tres días duraría la humanidad si desapareciera el agua del planeta.”

La problemática del agua.

Aparte de la contaminación, la escasez es otro problema que estamos causando desencadenado por el uso indiscriminado que hacemos del agua, tanto consumidores como empresas hemos de tener en cuenta que todo producto que consumimos y toda actividad que realizamos genera un gasto de agua, mayor o menor.

“40 litros de agua por una tajada de pan; 2900 litros de agua para hacer una camisa de algodón; 75 litros de agua por un vaso de cerveza son algunos ejemplos”

“En tan solo 17 años la mitad de la humanidad vivirá en zonas con un elevado estrés hídrico y la falta de agua será un gran problema”

“ 2 millones de toneladas de desechos todos los días van directos a fuentes de agua en el mundo, siendo el agua contaminada y su falta de saneamiento la segunda mayor causa de muerte en los niños.”

La problemática de la energía.

La producción de energía mediante combustibles fósiles, y su emisión de gases de efecto invernadero está teniendo gran repercusión en el cambio climático, con sus consecuentes huracanes, inundaciones o granizadas que con ellas dejan miles de muertes inocentes.

La problemática de los residuos.

Un producto sostenible no es aquel que no genera residuos, porque todos los productos lo hacen, la cuestión es qué hacer con esos residuos. separar, reducir, reutilizar, reciclar.

“ Según un estudio presentado en La India —sede global para este Día del Medioambiente—, ONU Medioambiente reveló que el 79 % de la basura generada del plástico se encuentra en vertederos o tirada en el medioambiente y sólo el 9 % se recicla y el 12 % se incinera.”

Marketing verde y desarrollo sostenible

Quizás no estés pensando en qué tiene que ver todo lo narrado anteriormente, con el marketing. En realidad, el marketing verde está muy relacionado con todo esto.

Las empresas tenemos un papel fundamental a la hora de acabar con las problemáticas ambientales, de hecho, todos estos problemas son causados principalmente por la actividad humana y empresarial.

Centrándonos en las empresas, éstas, al producir y comercializar bienes y servicios necesitan hacer uso de agua, energía y también generan residuos en muchos de sus procesos, alterando lo que pasa en los ecosistemas.

El objetivo del marketing verde entonces consiste en lograr un desarrollo sostenible, es decir aquel capaz de satisfacer las necesidades de los consumidores del presente sin dañar las de los consumidores del futuro. ¿ Cómo vamos a conseguirlo ? Teniendo en cuenta lo que se produce y comercializa y la forma en la que esto se lleva a cabo.

Los objetivos del marketing verde o sostenible.

• Por ello el marketing verde se encarga de desarrollar productos, servicios, marcas y empresas con el menor impacto ambiental.
• El marketing verde también tiene el objetivo de promover productos o servicios verdes en cuanto a sus beneficios ambientales.
• Y por otra parte también pretende conseguir integrar hábitos más sostenibles en los consumidores con el fin de solucionar los retos ambientales a los que tenemos que hacer frente si queremos conseguir los Objetivos del Desarrollo Sostenible.

Esto requiere que el marketing no solo se enfoque en conseguir mejorar el rendimiento de una empresa, también debe contribuir a concienciar a los consumidores.