fbpx

Fuller define en los años 90, en su libro “ Sustainable Marketing” el concepto marketing verde de esta manera:

“El proceso de planificación, implementación y control del desarrollo, precios, promoción y distribución de productos de modo que satisfaga los tres criterios siguientes:

(1)satisfacción de las necesidades del cliente
(2)consecución de los objetivos de la empresa
(3)compatibilización del proceso con el ecosistema.”

Qué es marketing verde o marketing ecológico

Para poder clarificar la definición que se ha mencionado anteriormente, vamos a simplificarlo un poco.

Navegando por la web, he encontrado una definición sobre marketing que me ha gustado, y os la dejo a continuación:

“El marketing es un sistema global de actividades relacionadas con el mundo mercantil, encaminadas a planificar, fijar precios, promover y distribuir productos o servicios que ayuden a satisfacer las necesidades del cliente final”

Por lo tanto, tomando como ejemplo esta defición, voy a construir otra más completa relacionándola con la sostenibilidad ambiental, que quedaría de esta manera:

“El marketing verde es un sistema global de actividades relacionadas con el mundo mercantil, encaminadas a planificar, fijar precios, promover y distribuir productos o servicios que ayuden a satisfacer tanto las necesidades del cliente final, como las del medio ambiente en el que se desenvuelve”

Espero que ahora sí, os hagáis una idea más cercana sobre lo que es marketing verde o marketing ecológico, y tal vez, os estéis preguntando tanto como yo..

¿ Por qué el marketing verde no ha sido el único marketing válido, desde sus orígenes hasta hoy en día ?, o

¿ Porqué no, todos los productos que se han creado y promocionado hasta ahora, no han llevado el atributo verde en su adn ?

Personalmente, pienso que el marketing verde es el único tipo de marketing que debería existir en el mundo. El hecho de no ser responsables y de no haber respetado el planeta en el que vivimos, nos ha pasado factura, y nos ha hecho llegar a este momento crítico como especie que estamos viviendo en la actualidad.

 

Funciones del marketing verde

  • Informar sobre el impacto de productos ecológicos: ayudar a los consumidores a decidirse por ciertos productos al dar visibilidad a los atributos verdes de productos o servicios y concienciar sobre su valor sostenible o ecológico.
  • Conciliar objetivos económicos con medioambientales y sociales: En un plan de marketing verde los objetivos económicos se unen con los ecológicos, de manera que sean complementarios y refuercen el compromiso de la empresa.

 

Origen del marketing verde

No son las especies más fuertes ni las más inteligentes las que sobreviven, sino aquellas que mejor se adaptan al cambio.”— Charles Darwin 

Según WWF, harían falta tres planetas para sostener los actuales patrones de consumo.

En el presente, nos enfrentamos a diversos problemas entre ellos la superpoblación, la creciente demanda energética, la pérdida de biodiversidad o los efectos del cambio climático.

Y todo ello, debido al trato inadecuado que le hemos dado a los recursos finitos de nuestro planeta, y no solo recursos, sino también a los seres vivos y todo aquello que necesitan los ecosistemas para tener un equilibrio saludable.

Hoy en día ya podemos confirmar que somos los responsables de esta situación, y solo nos queda actuar, e intentar paliar todos los efectos negativos que hemos causado al planeta antes de que sea demasiado tarde.

En este contexto, la sostenibilidad se convierte en un objetivo que trasciende fronteras políticas, culturales y profesionales.

¿Cómo influyen las empresas en el medio ambiente ?

Para entender mejor la importancia del marketing verde, vamos a ponernos en situación. Voy a nombrar las cuatro problemáticas ambientales de las que como empresas, estamos participando:

Por una parte, tenemos la biodiversidad, que la forman todas las especies de flora y fauna, así como los ecosistemas amenazados.

Tanto consumidores como empresas ignoramos que con nuestras actividades
muchas veces estamos destruyendo estos ecosistemas, que son fundamentales para que las empresas permanezcan en el tiempo y para que también nosotros como seres humanos tengamos calidad de vida.

“Pensemos que hasta 13 millones de muertes humanas al año podrían evitarse si el medio ambiente fuera más saludable.”

marketing verde

El agua: Empresas y consumidores pasamos por alto que toda actividad que
realizamos y todo producto que consumimos genera mayor o menor gasto de agua.

El uso indiscriminado del agua supone un problema, como también los más de 2 millones de toneladas de desechos que van todos los días directos a fuentes de agua en el mundo. El agua contaminada y su falta de saneamiento son la segunda mayor causa de muerte en los niños.

“En el año 2038 la mitad de la humanidad vivirá en zonas con un elevado estrés hídrico y la falta de agua será un gran problema”

La energía, por otra parte, se convierte en un problema al provenir de combustibles fósiles, ya que al tratarlos generan gases de efecto invernadero y son los causantes del calentamiento global.

El temido calentamiento global se traduce en huracanes, inundaciones, granizadas y otros fenómenos meteorológicos extremos que han dejado miles de muertes
y damnificados en el mundo, siendo una amenaza también para la biodiversidad.

“Cinco toneladas de CO2 equivalen a una tajada de pan para el desayuno de 150.000
personas; 30.000 km recorridos en un coche; la cerveza que vende un bar de la
ciudad en un mes; 11 años de televisión para cinco personas o todos los
estudiantes de la universidad usando su portátil durante cinco días seguidos.”
Para finalizar, la última problemática es la de los residuos. Como empresas tenemos la necesidad de dar una vuelta a la idea sobre la “basura” que generan nuestros productos, e intentar pensar en alternativas para separar,reducir, reutilizar o reciclarla.

Marketing y sostenibilidad ambiental

Teniendo en cuenta el paradigma actual, el creciente interés por la sostenibilidad se ha disparado, y no solo entre consumidores, sino también los líderes empresariales lo tienen en cuenta, preocupados por sus familias, estilos de vida y legado profesional.

“Todo cliente percibe la sostenibilidad como una prioridad y todo empleado y consumidor quieren ser parte de una idea mejor. Ninguna marca se desea realmente a no ser que se comparta un beneficio inspirado y sostenible.”— Kevin Roberts,

Para los negocios, así definimos sostenibilidad: actuar de tal manera que
las futuras generaciones puedan satisfacer sus necesidades y además disfrutar de los
mercados a largo plazo para sus productos, salvaguardando al mismo tiempo las fuentes de materias primas de las cuales muchos de sus negocios dependen en gran medida.

Como profesionales del marketing verde, debemos atender a las demandas del consumidores, y nuestro deber, será, además de promocionar y publicitar nuevos productos o servicios resaltando sus beneficios, comunicar de la manera más transparente y genuina, las acciones sostenibles que están llevando a cabo una empresa. Debemos actuar también como influenciadores para garantizar que se cumplen las promesas de la empresa respecto a la sostenibilidad.

Las reglas del marketing verde

20 reglas del marketing verde o green marketing
Para finalizar el post, me gustaría daros a conocer “Las 20 nuevas reglas del marketing ecológico” presentes en el libro “Green Marketing” escrito por Jacquelyn Ottman.

Espero que hayáis disfrutado la lectura, que os haya hecho reflexionar, y si tenéis alguna opinión al respecto u os gustaría aportar información extra para terminar de definir el concepto sobre qué es el marketing verde, encantada de leeros!

 

1 La ecología está de moda.

No hace mucho, solo existía un pequeño grupo de consumidores verdes. Hoy en día, el 83% de los consumidores de cada generación, ya tiene algo de verde. Además, ahora existen segmentos fielmente definidos de los consumidores ecológicos.

2 Lo verde es cool.

Lo que una vez fue una preocupación de solo unos pocos, hoy se ha convertido en la mayor tendencia, y en lo más chic. De hecho, los consumidores ecológicos son early adopters y líderes que influyen en el comportamiento de compra de los demás.

Celebrities y otros tipos influyentes generalmente apoyan causas verdes. La gente presume manejando coches eléctricos, y llevan bolsas de tela para lucir en los supermercados.

3 Los productos más ecológicos funcionan igual o mejor, y muchas veces vale la pena pagar un precio premium por ellos.

Gracias a los avances en la tecnología, hemos recorrido un largo camino desde los días en que los productos más ecológicos acumulaban polvo en los estantes de las tiendas de alimentos saludables porque no funcionaban tan bien y no tenían un buen valor.

Hoy en día vale la pena pagar un precio más alto al elegir productos orgánicos o productos de limpieza más seguros.

4. Lo verde inspira.

El atributo verde o ecológico inspira a productos y servicios innovadores, que resultan de mejor valor para el consumidor, marcas mejoradas y empresas más fuertes.
Los gerentes experimentados ya no consideran que el medio ambiente sea una carga que representa costos y gastos generales adicionales, sino una inversión que puede amortizarse generosamente.

5 Los valores guían la compra del consumidor.

Históricamente, los consumidores compraban únicamente por precio, rendimiento y conveniencia. Pero hoy en día, la forma en que se obtienen, fabrican, envasan y eliminan los productos, e incluso aspectos sociales tales como la forma en que se trata a los trabajadores de las fábricas y las granjas, todo importa.

6 Tener en cuenta el ciclo de vida de un producto.

Atributos como reciclar, orgánico o eficiencia energética realmente importan, pero esto no significa que si lo cumplen, un producto será completamente verde. Los productos reciclados siguen creando basura, unas fresas orgánicas podrían haber recorrido miles de millas. Por lo tanto, un enfoque más completo basado en el ciclo de vida del producto es necesario.

7 La reputación de los fabricantes y minoristas cuenta ahora más que nunca.

Además de buscar marcas confiables en los estantes de los supermercados, los consumidores ahora voltean los envases, y se preguntan: “¿Quién fabrica esta marca? ¿Produjeron este producto con altos estándares ambientales y sociales?”

8 ¡Sálvame!

Incluso los consumidores más ecológicos ya no solo compran productos para “salvar el planeta”. Los consumidores de hoy compran marcas más ecológicas para ayudar a proteger su salud, ahorrar dinero o sencillamente, porque funcionan mejor. Es por eso que productos como los orgánicos, el cuidado personal natural, el cuidado de las mascotas, y los productos de bajo consumo energético, están liderando el camino en las ventas.

9 Las marcas son sus filosofías.

Antes, las empresas eran lo que hacían. Ahora, las empresas y las marcas son lo que representan.

10 La sostenibilidad representa una necesidad importante del consumidor y ahora es un aspecto integral de la calidad del producto.

Lo verde ya no es simplemente una posición de mercado. Los productos deben ser ecológicos. Las marcas deben ser socialmente responsables.

11 Los productos más ecológicos representan nuevos conceptos con modelos de negocio con un impacto significativamente menor.

Si simplemente seguimos ecologizando los mismos viejos productos “marrones” que hemos estado usando desde siempre, nunca llegaremos a la sostenibilidad. El tiempo se acaba, tenemos que “dar el salto” y buscar sustitutos para los productos y adoptar formas completamente nuevas de hacer negocios.

12 Los consumidores no necesariamente necesitan poseer productos; los servicios pueden satisfacer sus necesidades, quizás incluso mejor.

Históricamente, los consumidores satisfacían sus necesidades al poseer productos, pero conceptos como el alquiler de coches y los libros electrónicos están comenzando a demostrar que la utilidad y el servicio son lo que realmente importa.

13 Las marcas que los consumidores compran y en las que confían hoy les educan e involucran en conversaciones significativas a través de una variedad de medios, especialmente a través de sitios web y redes sociales.

Hablar “con” los consumidores a través de los medios tradicionales y la publicidad pagada no puede generar lealtad entre los consumidores empoderados en un mundo conectado.

14 Los consumidores ecológicos están fuertemente influenciados por las recomendaciones de amigos y familiares, y de terceros de confianza.

Con un cinismo desenfrenado sobre las formas tradicionales de publicidad y una reacción violenta contra el lavado verde “greenwahing” percibido, los expertos en marketing aprovechan a los influencers y a terceros como las ONG’s.

15 Los consumidores ecológicos confían en las marcas que lo dicen todo.

Ya no basta con tener un nombre conocido. Las marcas de hoy se vuelven confiables al practicar la “transparencia radical”, revelando lo bueno y lo malo.

16 Los consumidores verdes no esperan la perfección.

Al igual que no existe el más blanco de los blancos, no está el más verde de los verdes. Los consumidores esperan que se establezcan metas altas (es decir, que se desempeñe más allá del mero cumplimiento), que se siga mejorando y que se informe sobre el progreso.

17 Los ecologistas ya no son el enemigo.

Reconociendo el poder del mercado para efectuar cambios, muchos defensores del medio ambiente se asocian voluntariamente con la industria, ofreciendo orientación y experiencia útiles.

18 Casi todo el mundo forma parte del “stakeholder” de una empresa.

Ya no se limita solo a los clientes, empleados e inversionistas, los públicos de todo tipo son ahora partes interesadas de una corporación: ambientalistas, educadores y niños.

19 Autenticidad.

No es suficiente poner un logotipo de reciclaje o hacer una afirmación de biodegradabilidad. Las marcas consideradas como las más genuinas integran beneficios de sustentabilidad relevantes en sus productos. ( Como puede ser reducir los impactos de carbono en sus procesos )

20 Hazlo simple.

Platón era un ecologista: “La simplicidad es elegancia”. Los consumidores de hoy están eliminando las compras innecesarias y deshaciéndose de los dispositivos y artilugios que no agregan valor a sus vidas. Es por eso que están migrando a marcas que ayudan a expresar estos valores.